27 ene. 2016

Por fortuna siempre quedan HÉROES...o mejor dicho HEROÍNAS ?


Hoy os invitamos a una reflexión, creemos que necesaria, que escuchamos a través de un periodista y presentador la semana pasada, en la que hablaba de los héroes de hoy en día...

Vivimos en una sociedad que nos ametralla con noticias acerca de acontecimientos violentos, siempre desgarradores y cada vez más espectaculares, cámaras de todo el mundo que captan cosas terribles, pero ... por fortuna, todavía hay personas que se juegan la vida de una forma heroica por ayudar a los demás.
Cuando pensamos en héroes, por supuesto nos vienen a la mente personajes de ficción como Superman o Spiderman que ayudan a los demás y salvan sus vidas, pero también nos vienen a la mente héroes en forma de bomberos, médicos o por ejemplo voluntarios que se van a rescatar a refugiados que huyen de la guerra y se lanzan al mar de la desesperación para salvar la vida y la esperanza de otros, pero no siempre somos conscientes de que también hay personas que de una forma más callada, menos visible, trabajan toda la  vida para mejorar la de los demás...

El presentador, a través de una experiencia personal reciente, hizo un descubrimiento que es la base de esta reflexión....
Fueron invitados a una celebración de entrega de premios de la Asociación Española contra el Cáncer, de la que son socios hace tiempo él y su mujer y en la que se han involucrado de una manera especial, ya que cada vez nos toca a todos más de cerca esta lacra terrible que a pesar del progreso, de los avances científicos y la mejora en la prevención y en el tratamiento...hay más casos que nunca y a veces ataca a niños muy pequeños , como por desgracia hemos podido comprobar las personas que colaboramos con kimo kap..... y lo peor es que nadie sabe porqué ocurre...

La lucha personal de los enfermos de cáncer es muy heroica, y más si se trata de los niños, pero en esta ocasión, los premios eran para aquellos voluntarios que colaboraban con la Asociación, aquellos que habían hecho su labor por toda España  recogiendo donativos y haciendo todo tipo de tareas, algunas de ellas muy desconocidas y sin embargo muy importantes.
Algunos de ellos llevan décadas dedicándose a los demás de manera desinteresada o bien porque saben lo que se sufre ya que lo han vivido en sus propias carnes o porque lo han vivido tan de cerca que saben bien lo que es. 

En nuestra sociedad, el foco sin embargo no está en ellos, está en el criminal, en el corrupto, por eso hace falta hablar de los héroes de la sociedad....y estos son héroes que no quieren nada para ellos sino que están permanentemente dispuestos a ayudar a los demás sin esperar ninguna recompensa más que la satisfacción de hacerle la vida más fácil y feliz a los que más sufren.

Lo curioso es que en esta reunión, según pudo descubrir este periodista y lo que nos invita a reflexionar, es que el 99% de los  asistentes eran mujeres...sí, mujeres comprometidas, mujeres que dan todo por los demás, que viven su vida para ayudar, muchas de ellas enfermas, muchas habían pasado ya la enfermedad, muchas habían empezado a ayudar a una persona cercana con esa enfermedad  y ya no habían podido dejar de hacerlo y lo curioso es que en el proyecto de KIMO KAP se cumple no sólo al 99% sino al 100% ya que todas las personas voluntarias responsables de las provincias somos mujeres.... sin embargo, como ya hemos mencionado, si pensamos en un héroe , es más fácil imaginarse a un bombero rescatando a una persona de un incendio que a una mujer mayor cuidando de un enfermo de cáncer que está sin pelo y demacrado ...sin embargo ambas personas son héroes.

Gracias Iker por hacernos visibles en esta sociedad, no para que nos cuelguen medallas , que no las queremos, sino para que entre todos, rompamos moldes y seamos conscientes de la importancia del compromiso con los demás, que no sigamos esquemas de roles masculinos o femeninos, ya que todos estamos llamados a ser héroes y heroínas de los demás,  hacer feliz y salvar la vida de alguien es lo mismo y las que tenemos experiencia de ello, estamos tan enganchadas a esta maravillosa sensación, que a pesar de los desvelos, de la falta de tiempo libre, de las carreras para poder encontrar telas adecuadas que gusten a los niños y luzcan sus cabecitas pelonas con alegría, sabemos que aunque no tengamos en nuestras manos la posibilidad de curar a estos niños, si que podemos usar nuestras manos para que sonrían un poco más cada día y de paso, nos llevamos no sólo las manos llenas de sonrisas, sino el corazón hinchado y una esperanza más para seguir adelante con ilusión y dando gracias por las pequeñas y grandes cosas que podemos disfrutar de la VIDA.

http://www.cuatro.com/cuarto-milenio/cierre-de-iker-jimenez/Cierre-Iker-fuerza-sensibilidad-resistencia_2_2121030038.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario